Ciervos de cerámica que van cambiando su cornamenta según los gustos de sus dueños: flores, ramas secas, bombillas... Conejos que se esconden en botellas, zorros que custodian cajas y elefantes que albergan ramos de flores en sus lomos. Si te preguntas de dónde ha salido toda esta fauna que inunda los interiores más alabados de Instagram, la respuesta está en la cabeza de Guille García-Hoz (Madrid, 1976).

Después de estudiar en la Universidad Complutense la licenciatura en Ciencias Matemáticas decide, para disgusto de sus padres, dar un giro a su vida y cambiar los números por la decoración. Este golpe de timón lo consuma con una diplomatura en Diseño de Interiores en el IED de Madrid y en la Université de Montréal, Canadá. Así, comienza la etapa más trepidante en la carrera profesional de Guille, donde simultánea colaboraciones con diferentes estudios de interiorismo y empresas de diseño, comienza a ser un diseñador habitual de Casa Decor y frecuentes son sus apariciones en programas de TV (Cuatro, LaSexta, Canal Decasa), que culminan con la apertura de su estudio propio y, más adelante, la tienda HOLA GUILLE, donde se puede encontrar su propia colección de cerámica. Ha colaborado con marcas como Samsung, Mini, Ikea o Gancedo, entre otros.